miércoles, 27 de octubre de 2010

Terminaron las primarias de UPyD.

Si, ya han finalizado. El sábado hubo un desfile de compañeros cansados, pero satisfechos, que portaban las urnas -desde los diferentes lugares de votación- hacia la sede del Partido. Algunas personas –en la calle- nos miraban extrañados… y quizá hasta se sorprendieran que no les quisiésemos vender algo. ¿O quizá se sorprendieran de ver la democracia en acción?

El sábado 23 de octubre la voz de los afiliados se escuchó a través del único altavoz que permite y admite la democracia: las urnas y algo que aparecía en algunos medios como negativo, que era el ”caballo de batalla” de otros partidos, la falta de candidatos de este Partido, se ha resuelto… se ha disuelto como una pompa de jabón… y de la forma más democrática posible… mediante su elección por parte de los afiliados.

Me da por pensar el porqué otros partidos veían esto como algo negativo: evidentemente por la falta de sentido común: En UPyD no podíamos tener candidatos por la sencilla razón de que aún no se habían realizado las elecciones primarias, que este Partido realizan siempre, aunque solo exista un candidato. No en todos los partidos existe la "dedocracia".. o las "primarias de segunda división".

Pero para su tranquilidad les informo que Luis de Velasco Ramis, para la Asamblea de Madrid y David Ortega, para el Ayuntamiento de Madrid, son nuestros candidatos. Sé que no es una información novedosa, puesto que incluso ha aparecido en medios de comunicación nacionales ¡¡albricias!!... pero con todo y con eso, me permito el informales, por si no han podido leer la prensa. Es más: incluso tenemos candidatos para diversos ayuntamientos de la Comunidad de Madrid.

Estamos hablando de unos candidatos (los de la Asamblea, los del Ayuntamiento de Madrid, y lo de otros Ayuntamientos) que han hecho campaña entre los compañeros del Partido –que les tenían que elegir- que han trasladado como y de qué manera iban a representar a UPyD –y a ellos, a los afiliados- en las instituciones y que han tenido –en definitiva- que someterse al escrutinio de quienes les tenían que votar.

A esto, se le denominan primarias; primarias en el sentido preciso de la definición.

¿Y como se ha hecho?. Nuestro Partido no dispone de multitud de sedes, ni de toda esa parafernalia tecnológica –de luces, sonido y quimeras- de la que tan sobrados andan otros partidos y tan de moda está últimamente en el mundo de la política… Estas reuniones se han celebrado en hoteles, en restaurantes, con la cercanía que da el “tú a tú”, con la seguridad de poder preguntar… y sobre todo, con la confianza de que va a haber una respuesta a tu pregunta, y que si no la hay, la puedes demandar. Y en otras ocasiones, cuando se han organizado actos en los que han participado todos ha sido con la pretensión de que hasta el candidato al más remoto de los ayuntamientos a los que optaremos, pudiera presentarse y darse a conocer, a cuantos estábamos allí o los veían a través de Internet. Y eso -evidentemente- se ha hecho con el esfuerzo de la organización y de quienes estaban tras las cámaras o controlando la mesa de sonido, o montando el escenario con sus manos, sin pensar que eran miembros (o miembras) del Consejo Territorial de Madrid o de Logística.

Sé que esto puede parece exótico a esos partidos que sí disponen de esas sedes perfectamente dotadas con todos los medios multimedia imaginables, en las que para ser candidato necesitas avales (firmas) que quedan en conocimiento del “aparato del partido” y mediante las cuales -la frase de Alfonso Guerra es profética para algunos partidos- el no “apostar” por el candidato ganador puede hacer “que no salgas en la foto”. Y eso, es malo, muy malo –me imagino- cuando se es asesor de algo. En este Partido tenemos una enorme ventaja que nos da la libertad de defender lo que pensamos que es justo: todos tenemos una ocupación que no es la política.

Cada partido… tiene sus prioridades, eso es evidente. Hasta UPyD las tiene: los ciudadanos.

Ahora, queda una trabajo ímprobo -más bien una tarea de titanes- para que estos candidatos elegidos “sin trampa ni cartón” estén representándonos en todas las instituciones a las que opten, con esa escasez de medios –que no de ilusión y de capacidad de trabajo- que nos caracteriza.

Y que nadie crea –ni por asomo- que hablo únicamente de los dos compañeros que han resultado elegidos para la Asamblea y el Ayuntamiento de Madrid. No. Me refiero también a todos aquellos candidatos elegidos en primera vuelta que se presentaran en sus respectivos ayuntamientos, porque en este Partido, todos tenemos el apoyo de todos, todos tenemos la ayuda de todos, con la finalidad última de poder servir al ciudadano.

Nos esperan días de ilusión, de mucho trabajo, trabajo y más trabajo, de algún que otro sinsabor, de aplicar nuestro programa… y todo con el objetivo de hacer llegar nuestro mensaje a esos ciudadanos, que a pesar de ser de UPyD, aún no lo saben. De esos ciudadanos que esperan que finalmente se escuche su voz y alguien –unos políticos en el mejor de los sentidos de la palabra- les entienda y les atienda.

Y ese reto lo estamos dispuestos arrostrar, porque estos mismos ciudadanos a los que me refería antes… lo merecen.

Y ahora... ¡¡Al trabajo!!

3 comentarios:

Ciudadano Quien dijo...

Eso, a trabajar. Que trabajo hay y mucho.
Nos leemos

Rosso dijo...

Enhorabuena por el ejemplo que habéis dado; Primarias de verdad!

Paseante2000 dijo...

Pues si Ciudadano... nos resta continuar trabajando y trabajando, porque será la única manera de poder llegar a mayo del próximo año con los "deberes hechos"

Gracias Rosso. Muchos compañeros han trabajado para que así fuera: una primarias reales y no solamente formales.